Provided by: manpages-es-extra_0.8a-16_all bug

NOMBRE

       fdisk - Manipulador de tablas de particiones para Linux

SINOPSIS

       fdisk [-b] [-u] [dispositivo]

       fdisk -l [-b] [-u] [dispositivo ...]

       fdisk -s partición ...

       fdisk -v

DESCRIPCIÓN

       Los  discos duros pueden dividirse en uno o más discos lógicos llamados
       las particiones.  Esta división se describe en la tabla de  particiones
       y se encuentra en el sector número 0 del disco.

       En  el  mundo BSD uno habla de ‘rodajas de disco’ y de una ‘etiqueta de
       disco’.

       Linux necesita por lo menos una partición, a saber, para su sistema  de
       ficheros  raíz.   Puede  usar  ficheros  o particiones para el trasiego
       (swap), pero las particiones son más eficientes. Así  que,  usualmente,
       uno  querrá  una  segunda  partición  dedicada al trasiego.  En equipos
       compatibles con Intel, la BIOS que arranca el sistema  puede  a  menudo
       acceder  solamente  a  los primeros 1024 cilindros del disco.  Por esta
       razón la gente con discos grandes a menudo crean una tercera partición,
       de  sólo  unos cuantos MB de grande, montada típicamente en /boot, para
       almacenar allí la imagen del núcleo y unos  pocos  ficheros  auxiliares
       que  se  necesitan  en  el  momento  del  arranque, de forma que uno se
       asegure de que estas cosas están accesibles para la BIOS.  Por  razones
       de  seguridad,  facilidad  de  administración,  copias  de  seguridad o
       pruebas,  uno  puede  querer  hacer  más  particiones  de  las  mínimas
       recomendadas anteriormente.

       fdisk (en la primera forma de llamarse) es un programa guiado por menús
       para la creación y manipulación de tablas de partición.

       Entiende las tablas de partición tipo DOS y las etiquetas de  disco  de
       tipo BSD o Sun.

       El dispositivo es usualmente uno de los siguientes:
              /dev/hda
              /dev/hdb
              /dev/sda
              /dev/sdb
       (/dev/hd[a-h]   para   discos   IDE,  /dev/sd[a-p]  para  discos  SCSI,
       /dev/ed[a-d] para discos ESDI, /dev/xd[ab] para discos XT).  Un  nombre
       de dispositivo se refiere al disco entero.

       La  partición  es  un  nombre  de  dispositivo seguido por un número de
       partición. Por ejemplo, /dev/hda1 es la primera  partición  del  primer
       disco  duro  IDE  en  el sistema.  Los discos IDE pueden tener hasta 63
       particiones,     los     SCSI     hasta      15.       Vea      también
       /usr/src/linux/Documentation/devices.txt.

       Una etiqueta de disco BSD/Sun puede describir 8 particiones, la tercera
       de las cuales debería ser una partición del ‘disco  entero’.   No  haga
       comenzar  una  partición  que  realmente use su primer sector (como una
       partición de trasiego)  en  el  cilindro  0,  pues  eso  destruiría  la
       etiqueta de disco.

       Una  tabla de partición tipo DOS puede describir un número ilimitado de
       particiones. En el  sector  0  hay  sitio  para  la  descripción  de  4
       particiones   (llamadas  ‘primarias’).  Una  de  éstas  puede  ser  una
       partición extendida; ésta  es  como  una  caja  que  aloja  particiones
       lógicas,  con  descriptores  que se encuentran en una lista enlazada de
       sectores, cada uno de los cuales  precede  a  las  particiones  lógicas
       correspondientes.   Las  cuatro  particiones primarias, presentes o no,
       cogen los números del 1 al 4. Las particiones lógicas empiezan  con  el
       número 5.

       En  una  tabla  de  particiones  de  tipo DOS el sitio de comienzo y el
       tamaño de cada partición se  guarda  de  dos  formas:  como  un  número
       absoluto   de   sectores  (dados  en  32  bits)  y  como  una  tripleta
       Cilindros/Cabezas/Sectores (C/H/S) (dados en 10+8+6 bits).  La  primera
       forma está bien: con sectores de 512 bytes, esto funcionará hasta 2 TB.
       La última forma tiene  dos  problemas  diferentes.  Lo  primero,  estos
       campos  C/H/S  pueden llenarse sólo cuando el número de cabezas y el de
       sectores por pista se conocen. En segundo lugar, incluso  si  conocemos
       cuáles  deberían  ser estos números, los 24 bits disponibles no bastan.
       DOS emplea solamente la forma C/H/S, Windows  usa  ambas,  Linux  nunca
       utiliza C/H/S.

       Si  es  posible, fdisk obtendrá la geometría del disco automáticamente.
       Ésta no es necesariamente la geometría física del disco (de hecho,  los
       discos  modernos  no  tienen  realmente nada como una geometría física,
       ciertamente no algo que pueda describirse de forma tan  simplista  como
       la  forma  Cilindros/Cabezas/Sectores),  pero es la geometría del disco
       que MS-DOS emplea para la tabla de particiones.

       Usualmente todo marcha bien sin hacer nada más, y no hay  problemas  si
       Linux  es  el único sistema en el disco. Sin embargo, si el disco tiene
       que compartirse con otros sistemas operativos, a menudo  es  una  buena
       idea  dejar  que  un  fdisk de otro sistema operativo haga al menos una
       partición. Cuando Linux arranca mira la tabla de particiones, e intenta
       deducir qué (falsa) geometría se requiere para la buena cooperación con
       otros sistemas.

       Cada vez que una tabla de particiones  se  muestra  en  la  salida,  se
       realiza una comprobación de consistencia en las entradas de la tabla de
       particiones. Esta comprobación verifica que  los  puntos  de  inicio  y
       final  físicos  y  lógicos  son idénticos, y que la partición empieza y
       acaba en un límite de cilindro (excepto para la primera partición).

       Algunas versiones de MS-DOS crean una primera partición que no  empieza
       en un límite de cilindro, sino en el sector 2 del primer cilindro.  Las
       particiones que comienzan en el cilindro 1 no  pueden  comenzar  en  un
       límite  de  cilindro, pero esto es muy poco probable que cause la menor
       dificultad a menos que tenga OS72 en su máquina.

       Se realizan un sync() y una llamada ioctl() BLKRRPART (releer la  tabla
       de  particiones  del disco) antes de salir del programa cuando la tabla
       de particiones ha sido actualizada.  Hace tiempo  solía  ser  necesario
       rearrancar  tras el empleo de fdisk.  No creo que éste sea más el caso;
       de hecho, rearrancar demasiado rápidamente puede provocar  una  pérdida
       de  datos aún no escritos. Observe que tanto el núcleo como el hardware
       del disco pueden mantener datos en memoria tampón.

AVISO EN DOS 6.x

       La orden FORMAT de DOS 6.x busca cierta información en el primer sector
       del  área  de  datos de la partición, y trata esta información como más
       fiable que la de la tabla de particiones. El FORMAT de DOS  espera  que
       su  FDISK  borre  los  primeros  512  bytes  del  área  de datos de una
       partición cada vez que tenga lugar un cambio de tamaño.  El  FORMAT  de
       DOS  mirará  esta  información  extra  incluso  si  se da la opción /U;
       nosotros consideramos esto como un fallo del FORMAT y del FDISK de DOS.

       La moraleja de esto es que si Ud. emplea cfdisk o fdisk para cambiar el
       tamaño de una entrada de la  tabla  de  particiones  de  DOS,  entonces
       también debería utilizar dd para poner a cero los primeros 512 bytes de
       esa partición antes de emplear el  FORMAT  de  DOS  para  formatear  la
       partición.  Por  ejemplo, si Ud. ha estado usando cfdisk para crear una
       entrada en la tabla de particiones  de  DOS  para  /dev/hda1,  entonces
       (tras  salir  de  cfdisk  o  fdisk  y  rearrancar  Linux  para  que  la
       información de la tabla de particiones sea válida) Ud. debería  emplear
       la  orden  "dd  if=/dev/zero  of=/dev/hda1 bs=512 count=1" para poner a
       cero los primeros 512 bytes de la partición.

       SEA EXTREMADAMENTE CUIDADOSO si usa  el  programa  dd,  puesto  que  un
       pequeño error tecleando puede arruinar todos los datos de su disco.

       Para los mejores resultados, Ud. siempre debería emplear un programa de
       tabla de particiones específico del S.O.  Por  ejemplo,  debería  crear
       particiones DOS con el programa FDISK de DOS y particiones de Linux con
       uno de los programas de Linux fdisk o cfdisk.

OPCIONES

       -v     Muestra el número de versión del programa fdisk y acaba.

       -l     Lista las tablas de particiones para /dev/hd[a-d], /dev/sd[a-h],
              /dev/ed[a-d], y luego acaba.

       -b     Cuando  se  listen  tablas  de  particiones, también muestra una
              columna ‘Begin’ (Comienzo), como hacían versiones anteriores  de
              fdisk  de  forma  predeterminada.   (Nota:  los  valores de esta
              columna, cuando se dan en unidades de número  de  cilindros,  no
              pueden  ser  mayores  de  1023.  No hay nada malo en que Begin y
              Start difieran, al menos no en lo que respecta a Linux.)

       -u     Cuando se listen tablas de particiones, da los tamaños en número
              de sectores en vez de cilindros.

       -s partición
              Se  muestra  en la salida estándar el tamaño de la partición (en
              bloques). Este valor se usa normalmente como un  argumento  para
              el  programa  mkfs(8) para especificar el tamaño de la partición
              que será formateada.  (Versiones más antiguas  de  fdisk  harían
              esto  solamente si el id. de la partición fuera mayor que 10, en
              un intento de rehusar particiones DOS; esta comprobación  se  ha
              quitado  del  programa.)   Observe  que  sfdisk -s da respuestas
              diferentes (esto es, correctas).  Las razones para la diferencia
              son que el núcleo y fdisk no necesitan tener la misma idea sobre
              la numeración de las particiones (p.ej., en el caso de  que  Ud.
              tenga rodajas BSD), y tienen ideas diferentes sobre el tamaño de
              una partición extendida.

FALLOS

       Hay algunos programas *disk por ahí.  Cada uno tiene  sus  problemas  y
       sus cosas buenas.  Pruébelos en el orden cfdisk, fdisk, sfdisk.

AUTORES

       A.    V.    Le    Blanc    (LeBlanc@mcc.ac.uk),   Bernhard   Fastenrath
       (fasten@informatik.uni-bonn.de),             Jakub              Jelinek
       (jj@sunsite.mff.cuni.cz), y muchos otros.